«

»

Jan 16

Print this Post

Planificación y definición del proyecto (APQP). Características del producto (A-9)

La característica de un producto es una propiedad que posee el producto y con la que se espera satisfacer las necesidades de los clientes. Cuando indicamos que un producto debe ser grande, seguro y eficiente, estamos dando las características de un producto en cuanto a su tamaño, seguridad y eficiencia.

Durante la planificación del producto hay que considerar las características del producto como su diseño, conceptos del proceso, .. incluyendo las nuevas tecnologías, nuevos materiales, fiabilidad de los productos como elementos de entrada de la planificación.

Las características de un producto tienen impacto sobre las propiedades del mismo. Si tomamos por ejemplo las propiedades básicas de un producto en cuanto a sus características mecánicas (tamaño, forma, masa, inercia, material, y acabado superficial), estas deben ser pensadas durante la fase de planificación:

  • ¿Cómo puede afectar el tamaño al diseño del producto?
  • ¿Cómo puede afectar la forma?
  • ¿Cómo puede afectar el acabado superficial?…

Contestar estas preguntas nos va a permitir acelerar luego el tiempo de respuesta en las posteriores etapas del desarrollo del producto.

Podemos catalogar las principales características que debe tener un producto:

  • En cuanto a la Calidad del Producto:  Cuando hablamos de calidad, entendemos la capacidad del producto de ajustarse a los requisitos y especificaciones. Es importante entender los requisitos desde la perspectiva del cliente, así como sus prioridades que puedan afectar a la calidad del producto.
    • Cultura: No todos los productos funcionan igual para diferentes culturas. Debe preguntarse cuales son los requisitos del mercado donde se venderá el producto. El café con leche de España no funciona igual en otros mercados, como el asiático.
    • Requerimientos del Cliente: Debemos estar seguros de lo que quiere el cliente, y ser capaces de poder realizar cambios en el tiempo. Nuestro cliente nos demanda calidad, es decir, cumplir con sus requerimientos
    • Estética: Esta característica no impacta por igual en todos los tipos de productos. No es lo mismo la estética de una aspiradora, que la estética del motor interior (este último no debe satisfacer la estética para el cliente). Hemos de preguntarnos qué quiere el cliente, si quiere un producto atractivo y caro, o un producto feo pero barato. Hay que conocer el impacto que la estética del producto tiene sobre la calidad que quiere nuestro cliente.
    • Cuestiones ambientales: Los productos de hoy en día están regulados por normativas de medio ambiente, y es importante conocer cómo pueden afectar negativamente en el medio ambiente, y los residuos de contaminación que pueden dejar tras de sí.  Muchas veces ciertos materiales o tecnologías pueden ser socialmente inaceptables
    • Estandarización: El uso de la estandarización en productos en serie puede conllevar a reducir costes y tiempos de entrega de los productos, aunque también pueden afectar a la innovación de los mismos. Debemos buscar si existen normas o conductas a seguir y en que medida pueden estas afectar a nuestro producto.
    • Documentación: La aplicación de un sistema de calidad como la ISO/TS 16949 conlleva a la documentación del desarrollo del producto y consecuentemente a poder disponer de la capacidad de justificar las decisiones tomadas durante el desarrollo del producto.
    • Variación / Robustez: Un diseño robusto es aquel que no es sensible a variaciones en su entorno operativo, u otras fuentes de ruido. ¿Puede ser utilizado el producto en ambientes calurosos o fríos?
    • Pruebas: Es necesario definir como se probará el producto durante el diseño o fabricación del mismo, si necesitará certificarse por organismos reguladores, el tipo de pruebas a exigir…
    • Gestión de Proyectos: Es importante la gestión de la planificación, por ello la aplicación del APQP.
  • En cuanto al Funcionamiento del Producto: Independientemente de lo que un producto sea capaz de realizar, debe cumplir un proposito, debe funcionar. Si un producto no funciona para lo que ha sido creado, no cumplirá con los requisitos del cliente.
  • En cuanto a la Duración del Producto: Un producto debe mantener el rendimiento de la función para la cual fue diseñado durante toda su vida útil. Durante su desempeño real un producto debería mantener su rendimiento dentro de un rango de variación que fluctuará en el tiempo.
    • Vida: Debe preguntarse sobre la vida útil que tendrá el producto final, su tiempo de inactividad, su capacidad para ser reciclado, como se almacenará…
    • Presiones: Debe preguntarse que tipo de presión soportará el producto, humedad, aire, disolventes, agua, de tipo mecánico, eléctrico, variables en el tiempo, en todo el producto o solo una parte…
    • Fiabilidad: La fiabilidad se utiliza a menudo como sinónimo de durabilidad. Sin embargo, mientras que la durabilidad es una característica del producto (es o no es duradero), la fiabilidad se define generalmente como una medida del rendimiento, es decir. la probabilidad de que un producto realice satisfactoriamente la función por la que ha sido diseñado, durante el periodo de tiempo predeterminado (no necesariamente el mismo de la vida) y en un entorno / ambiente dado.  Así que los dos conceptos son bastante diferentes: la fiabilidad es una medida estadística de la durabilidad de los productos reales. Un diseñador puede establecer objetivos de durabilidad para un diseño, pero una vez que el producto se ha diseñado, las pruebas pueden revelar su verdadera capacidad de soportar. La fiabilidad es particularmente importante para productos donde la seguridad es de especial interés.
    • Embalaje: Debe preguntarse que tipo de embalaje llevará el producto, donde se almacenará, que transportes usará, debe proteger el embalaje contra la corrosión, será reutilizable
  • En cuanto al Coste:  El coste y la calidad son a menudo vistos como los principales impulsores del desarrollo de productos, pero actuando en oposición entre sí. De una manera muy general, cuanto mayor es la calidad de un producto, mayor es su coste. Encontrar un equilibrio adecuado de calidad y coste es una tarea fundamental de cualquier diseñador.
    • Costo de Diseño: El coste de un diseño es la cantidad de dinero necesaria para alcanzar un punto donde la fabricación del producto puede comenzar. Debe preguntarse por el tipo de pruebas para su diseño, el coste asignado a su diseño, las restricciones legales, patentes, seguros….
    • Coste de Fabricación: Estos costes dependen en gran proporción del número de productos que se espera será producido. debe preguntarse cuantas unidades se fabricarán, cuál será el ritmo de fabricación…
    • Coste de Almacenamiento y Distribución: Debe preguntarse si los productos serán sensibles al medio ambiente durante su almacenamiento y distribución, durante cuanto tiempo deberán almacenarse, cuánto espacio será necesario….
    • Coste de lanzamiento: Debe preguntarse por el coste de lanzar el producto, su mantenimiento, el coste de su aprendizaje…
    • Medio ambiente: Debe preguntarse cuál será el coste final del producto una vez acabe su vida útil, su coste de reciclado, reutilización, coste de desmontaje…
  • En cuanto a su Producción:  Encontramos en esta característica, la suma de su fabricación y montaje.
    • Fabricación: Debe preguntarse dónde se fabricará o montará el producto, si se subcontratará, las inversiones en herramientas, accesorios, instalaciones, el tiempo de fabricación, procesos a desarrollar…
    • Montaje: Podemos repetir las mismas preguntas que para la fabricación
  • En cuanto a su Instalación: Muchas veces los productos deben ser instalados, esto implica su distribución y instalación en el lugar de trabajo. Debe preguntarse de qué forma se instalará el producto, como se sujetará, cuantas personas serán necesarias para su instalación, harán falta instrucciones…
  • En cuanto a su Uso: El uso de un producto contribuye a la calidad: un producto utilizable se percibe como de mayor calidad. La facilidad de uso es principalmente una cuestión de diseño. Debe preguntarse qué formación será necesaria para el uso del producto, cuál será su interface, en que entorno o lugar se usará, que secuencias serán necesarias para su uso..
  • En cuanto a su Mantenimiento: Debe preguntarse qué tipo de mantenimiento será necesario, cuál será la frecuencia de su mantenimiento, que desechos producirá, que garantías serán necesarias…
  • En cuanto a su Seguridad: Debe preguntarse qué normas de seguridad serán imprescindibles, que seguridad ofrecerá el producto, que advertencias deberá llevar….
  • En cuanto a su Comercialización: Debe preguntarse durante cuánto tiempo será el producto comercializable, 5 años, 3 meses…
Share

Permanent link to this article: http://miquelps.com/archives/963